Gastrectomía Tubular

Gastrectomia_Tubular_Duran_2
La Gastrectomía tubular es una técnica restrictiva en la que se reduce el tamaño del estómago. Se “quita” una parte del mismo convirtiéndolo en un tubo o Manga estrecha. Con esto logramos reducir el tamaño del estómago, disminuir la producción de Grelina (la hormona que aumenta el apetito) y tener antes la sensación de saciedad.

Se realiza bajo anestesia general y por vía laparoscópica siendo una técnica que aunque de más riesgo que una banda, se puede considerar como de bajo-moderado riesgo.

Debe saber que:

  • Se realiza bajo anestesia general y por vía laparoscópica.
  • Se reduce el tamaño del estómago, extirpando una parte del mismo.
  • Disminuye la secreción de Grelina que genera el apetito.
  • Se reduce el tamaño del estómago y por tanto su capacidad de albergar alimentos. Se produce mayor sensación de saciedad.
  • No afecta a la absorción de minerales ni vitaminas.
  • Proporciona una buena calidad de vida.
  • Muy escasa o nula frecuencia de vómito.
  • Muy baja tasa de complicaciones a medio o largo plazo.
  • Es irreversible pues se “quita” una parte del estómago.

Dieta después de la Gastrectomía Tubular

Después de la intervención y durante los primeros días, la dieta será estrictamente líquida y muy fraccionada. No debe ingerir líquidos durante la comida (dieta seca). Pasados estos días, debe progresarse de líquidos a dieta blanda generalmente pasada en purés durante el primer mes, para luego ir incorporando alimentos blandos y finalmente conseguir una dieta casi normal. Los tiempos de progresión se evalúan de forma individual dependiendo de la adaptación y tolerancia. Aproximadamente después de tres meses el paciente puede comer sólidos normalmente. No se deben ingerir líquidos 40 minutos antes de las comidas ni media hora después.

La dieta de los pacientes operados de gastrectomía tubular y pasados los primeros meses de adaptación, debe ser una dieta NORMAL, lo mas variada posible (verduras, fruta, carne, pescado etc.) Hay que saber que se come menos cantidad, por lo general se suele comer plato único, siendo importante comer despacio y masticar bien los alimentos. Es importante fraccionar la comida en cuatro o cinco tomas haciendo desayuno, comida, merienda y cena y si el desayuno es escaso y muy temprano, tome algo a media mañana. Se deben eliminar de la dieta diaria, los dulces, alimentos muy grasos o hipercalóricos; mejor los asados que los fritos. Por lo general, es fácil adaptarse al nuevo estómago y nos permite comer en “cualquier sitio” (restaurantes, comida rápida, bocadillos) por lo que mejora la calidad de vida con escasos efectos adversos.

¿Cómo funciona?

Al reducir el tamaño del estómago (queda una capacidad de 60 a 70 cc.) y extirpar una porción del mismo, logramos tres efectos:

  • Disminuir la secreción de Grelina, esta se segrega en el cuerpo y fondo del estómago cuando empezamos a comer y aumenta el apetito, por ello tendremos “menos hambre”
  • Al tener un estómago más pequeño, se tiene una menor capacidad. Comemos menos.
  • El estómago se llena antes y por tanto tendremos pronto sensación de plenitud, “estoy lleno”.

¿Para quién está indicada?

Las indicaciones de la gastrectomía tubular son adecuadas fundamentalmente en dos situaciones:

  • índice de masa corporal entre 35 Y 45 como tratamiento de la obesidad.
  • índices de masa corporal mayor de 55, como primer paso o preparación para una cirugía derivativa tipo By-pass ó Cruce duodenal.

¿Cuánto peso perderé?

Es difícil establecer una cifra exacta. El objetivo se cifra en perder aproximadamente un 50% de su sobrepeso en un periodo de unos 2 años, aunque por lo general se espera una pérdida de entre el 60 Y 70 % . Es por tanto una técnica más efectiva que la banda gástrica. Está demostrado que con una disminución del 50 % del sobrepeso, los riesgos globales para la salud que entraña la obesidad; especialmente hipertensión arterial, colesterol, triglicéridos y diabetes disminuyen o desaparecen. Además, se encontrará mucho mejor, irán aumentando progresivamente sus posibilidades de hacer deporte o al menos un buen ejercicio físico cotidiano y esto le ayudará mantener el peso perdido y mejorar su condición física.

¿Qué efectos no deseados puedo tener?

  1. Náuseas y vómitos.- es muy baja o nula la incidencia de vómito con esta técnica. Durante el primer mes, con la dieta líquida primero y purés después, es poco probable que tenga vómitos o náuseas. A medida que se progresa a una dieta mas sólida, y sobretodo al inicio de la misma, pueden surgir náuseas o “dolor” por comer en exceso. Una vez que aprendemos y nos adaptamos a la cantidad adecuada que debemos ingerir, esto desaparece.
  2. Deshidratación.- Podría llegar a suceder si no bebe suficiente líquido durante los primeros días, después es poco probable, salvo que no sea capaz de tolerar alimentos, en cuyo caso debe consultar de forma inmediata.
  3. Intolerancia a ciertos alimentos.- no suele haber intolerancia a alimentos. Por lo general teniendo cuidado y masticando bien los alimentos se puede tomar de todo.
  4. Tendencia al estreñimiento.- Dependerá de su hábito intestinal previo, pero puede tender al estreñimiento por comer menos. Es recomendable que procure tomar fibra e hidratarse bien.
  5. Meteorismo.- no suelen referir.
  6. Frío.- A menudo se produce menor tolerancia al frío por el simple hecho de adelgazar y por los cambios metabólicos que tienen lugar.
  7. Embarazo.- Debe esperar a estabilizarse: no prevea un embarazo hasta 2 años después de operarse.
  8. Complicaciones tardías.- Una vez descartadas complicaciones en el pos operatorio inmediato, no suelen ocurrir complicaciones tardías, entre estas están:
    - Reflujo Gastro Esofágico: es poco frecuente y se controla bien con tratamiento médico.
    - Pérdida insuficiente de peso: casi siempre asociado a una mala adaptación a la dieta (golosos) y obesidades severas (IMC 45-50). – Puede requerir la reconversión en un By-pass.

En resumen, se trata de una técnica restrictiva (no altera la absorción de vitaminas y minerales) que se realiza bajo anestesia general y por vía laparoscópica, de moderado/bajo riesgo. No reversible, con buena adaptacion y calidad de vida. Beneficia a mas del 70 % de los pacientes y es fácil de convertir en una cirugía restrictiva (segunda intervención) en caso de que la pérdida de peso sea insuficiente.

Te has preguntado ¿puedo operarme de obesidad?

Puedo operarme de obesidad?Escríbenos o llámanos al 915361683 ó 607345089.
Te informaremos sin compromiso sobre las técnicas y las opciones de financiación.

 

¿Te ha gustado este artículo?
Dale al “Me gusta” o escríbenos tu comentario!