Noticias

La obesidad, una enfermedad crónica grave

Publicado por on 12:26 en Sin categoría | 0 comments

12 de noviembre, Día Mundial de la Obesidad

Es la segunda causa de muerte evitable, solo por detrás del tabaquismo

Día mundial Obesidad. 12 de Noviembre

Cada 12 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Obesidad que tiene como objetivo informar y sensibilizar a la población de la importancia de adoptar medidas encaminadas a frenar el continuo aumento de las tasas de sobrepeso y obesidad a nivel mundial. Según la Organización Mundial de la Salud(OMS), el sobrepeso y la obesidad se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que es perjudicial para la salud.

Por lo tanto, la obesidad es una enfermedad. No se trata de un problema estético o canon de belleza. Actualmente se debe considerar como una pandemia pues su incidencia aumenta progresivamente en todo el mundo.

En España se considera que alcanza cerca del 17% de la población y que es la segunda causa de muerte evitable, solo por detrás del tabaquismo. Datos del Instituto Nacional de Estadística, apuntan en nuestro país, que el 52,7% de la población igual o mayor de 18 años está por encima del peso considerado como normal, pudiéndose hablar de sobrepeso en el 35,7% de los casos, y de obesidad en el 16,9%.

Dr. Carlos Durán

Según explica el jefe de Servicio de Cirugía General y Aparato Digestivo y Coordinador de la Unidad de Cirugía de la Obesidad del Hospital La Luz, Carlos Durán, se considera obesidad cuando el IMC es superior a 30 y obesidad mórbida cuando es superior a 40. Es frecuente escuchar actualmente recomendaciones sobre aceptar la obesidad como algo normal o saludable en contraste con el concepto de belleza basado en patrones de delgadez y musculación”.

“Siendo cierto que debemos rechazar el canon de hombre o mujer perfectos basado en bajo peso, cuerpo musculado etc., y aceptarnos tal como somos, no debemos incurrir en normalizar la obesidad como un estado saludable”, afirma Carlos Durán.

Según un estudio de la SEEDO, (Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad) un 82% de los pacientes obesos (IMC mayor de 30) no reconocen que lo son y hasta un 12% considera que su peso es normal, alcanzando hasta un 63% en pacientes con sobrepeso.

Tal y como explica el doctor Carlos Durán, la obesidad se relaciona directamente con aumento de incidencia de diabetes tipo II (el doble que la población no obesa), elevación de colesterol y triglicéridos, aumento del riesgo cardiovascular, apnea de sueño, patología articular y aumento de incidencia de algunos tumores como el de colon, mama, tiroides o esófago y una disminución significativa de la esperanza de vida.

“Mención aparte y de gran importancia en el momento sanitario que vivimos, está el hecho de que el 80% de los pacientes con COVID 19 graves tienen obesidad, considerándose ésta uno de los factores que más incide en la necesidad de ingreso en UCI”, subraya el doctor Durán.

Según este experto, el mejor tratamiento de la obesidad es el preventivo. “Por lo tanto, se deberían inculcar en la población, fundamental en edad escolar, hábitos de alimentación saludables en cuanto a cantidad y calidad. Dieta rica en fibra, hidratos de carbono de absorción lenta como las hortalizas, frutas, legumbres, arroz, pasta y reducción de alimentos procesados y azucarados. Importante también fomentar el ejercicio físico diario y evitar el sedentarismo”.

Cuando la obesidad ya está establecida y el tratamiento dietético controlado por un especialista endocrino ha fracasado, es cuando debemos plantear un tratamiento quirúrgico de la obesidad.

Para el doctor Carlos Durán, la cirugía es hoy día la opción más segura y efectiva a medio y largo plazo para el control de la obesidad y disminuir los riesgos que ella conlleva. “Así los pacientes intervenidos abandonan la CPAP (máquina para la apnea del sueño) en el 80/90% de los casos, un 50% deja la medicación hipertensiva, un 80% dejan medicación hipolipemiante (colesterol y triglicéridos) y hasta un 72% de los pacientes con diabetes tipo II abandonan la medicación y más de un 95% reducen la cantidad de medicamentos para su control o dejan la insulina”, asegura.

No existe una técnica ideal, – continua el experto -, sino que debe ser establecida de forma individual según las características del paciente y las comorbilidades (enfermedades asociadas a la obesidad) que pueda tener el paciente.

El doctor Carlos Durán pide sentido común y recomienda que la indicación se debe realizar en centros hospitalarios con amplia experiencia en el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de la obesidad y desde un punto de vista multidisciplinar (cirujano, endocrino, endoscopia, unidad de cuidados intensivos, etc.) y huir de centros de estética donde ofrezcan tratamientos “milagro y de bajo riesgo” pero probablemente mal indicados y poco efectivos.

“En el Hospital La Luz de Madrid contamos con una unidad para el estudio, tratamiento y seguimiento de la obesidad conformada por cirujanos, endocrinólogos, internistas, psiquiatría, unidad de endoscopia y anestesia, con amplia experiencia y habiendo realizado en los tres últimos años cerca de 300 intervenciones con óptimos resultados”, concluye Durán.

El 80% de los diabéticos deja de serlo después de pasar por el quirófano

Publicado por on 11:10 en Sin categoría | 0 comments

El doctor Carlos Durán durante la entrevista en el programa ¿Qué me pasa doctor?

El Dr. Carlos Durán Escribano, Jefe de Servicio de Cirugía General y Aparato Digestivo y Coordinador de la Unidad de Cirugía de la Obesidad del Hospital La Luz, aborda en el programa ‘¿Qué me pasa doctor?’ de La Sexta, la obesidad, uno de los factores de riesgo de enfermedades como las cardiovasculares, la diabetes, e incluso algunos tipos de cáncer.

La obesidad es una enfermedad crónica en la que se produce un exceso de grasa corporal por un desequilibrio entre la ingesta y el gasto energético.

Pero cuando el índice de masa corporal de la persona es superior a 40 se considera obesidad mórbida, que constituye un factor de riesgo para numerosas enfermedades. Por este motivo es importante bajar de peso.

La obesidad se asocia a otros factores de riesgo como hipertensión, diabetes, dislipemias y apneas del sueño.

“Aunque las dietas suelen ser la primera elección, la cirugía está considerada el único método que ha dado buenos resultados a largo plazo para la obesidad mórbida”, destaca el doctor Durán. Es lo que se denomina cirugía de la obesidad o bariátrica, un conjunto de técnicas quirúrgicas que el especialista seleccionará atendiendo a las características de cada paciente. Esta cirugía no sólo sirve para tratar la obesidad, también se emplea para la diabetes tipo dos, que está presente en la mitad de los pacientes obesos, y también otras enfermedades metabólicas asociadas, que tienen una notable mejoría tras la cirugía. Es lo que se denomina cirugía metabólica. Una intervención que ofrece buenos resultados, que cada vez tiene menos riesgos y que aumenta la calidad de vida de los pacientes.

“El 80% de los diabéticos deja de serlo después de pasar por el quirófano”, asegura el experto.

Finalmente, el doctor Durán concluye que “la obesidad empeora la calidad de vida, aumenta la mortalidad y genera un elevado coste social y sanitario. Por ello, los pacientes deben acudir a la consulta porque una gran satisfacción que reciben es la mejora de su autoestima al finalizar el tratamiento“.

Pueden ver el programa completo en el siguiente enlace: 

El Hospital La Luz afianza su posicionamiento como centro de referencia en la patología del Aparato Digestivo

Publicado por on 11:16 en Sin categoría | 0 comments

Con la modernización y ampliación del área de consultas de Cirugía General y del Aparato Digestivo

Sala de espera y recepción de pacientes

El Hospital La Luz de Madrid ha experimentado un notable avance con la ampliación de las instalaciones del servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo. Las obras de adecuación realizadas durante el mes de agosto no sólo contemplan la modernización de los espacios existentes, sino que además permiten incorporar a la actividad asistencial 2 nuevos espacios de consultas y una amplia y renovada sala de espera.

Estas obras de adecuación se integran dentro del plan estratégico y funcional que posiciona al centro hospitalario como referencia de la sanidad privada en las especialidades de Cirugía General y del Aparato Digestivo, liderada por el Dr. Carlos Durán, y de Gastroenterología, Hepatología y Endoscopia Digestiva, dirigida por los Dres. Luis Abreu y José Luis Calleja.

Dentro de este proyecto estratégico, que se inició en 2018, se enmarcan tanto adecuaciones de espacios como la renovación de su Unidad de Gastroenterología, Hepatología y Endoscopia Digestivo, como la incorporación de tecnología de última generación, como el equipo de laparoscopia con técnica de verde de indocianina adquirido recientemente.

Relacionan la obesidad con el cáncer diferenciado de tiroides de tipo papilar

Publicado por on 11:16 en Sin categoría | 0 comments

24 de septiembre, Día Mundial del Cáncer de Tiroides

Día Mundial Cáncer de Tiroides

La incidencia del cáncer de tiroides ha ido incrementándose en los últimos 20

El cáncer de tiroides es la neoplasia endocrina más frecuente. Su incidencia ha ido incrementándose en los últimos 20 años y el motivo, según los expertos, es difícil de evaluar, pero se relaciona con factores ambientales (exposición a radiaciones ionizantes), factor etiológico más reconocido, especialmente si la exposición tiene lugar en la infancia, nutricionales (dieta baja en Yodo) … Además, diversos estudios publicados relacionan la obesidad con el cáncer diferenciado de tiroides de tipo papilar. Este tipo de tumor es más frecuente en mujeres con edades comprendidas entre los 30 y 50 años. Según la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), en España 5 casos/100.000 en mujeres y 1,9/100.000 en hombres.

En opinión de la doctora María Luisa de Mingo, jefe de Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital La Luz, “debido a la mejora en la resolución de las técnicas diagnósticas actuales y el incremento de exploraciones radiológicas cada vez encontramos más cánceres tiroideos en estadios más iniciales y generalmente con tamaños inferiores a 1 cm».

La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) afirma que la mayoría de los nódulos tiroideos son benignos, pero la única forma de tener certeza es analizando las células del mismo.

El síntoma más frecuente del cáncer de tiroides es la aparición de un bulto en la parte anterior del cuello, que puede ser visible o palpable.” Por lo general, se presenta como un nódulo tiroideo, que es una lesión dentro del tiroides, demostrado por ecografía cervical y la punción del nódulo sospechoso (PAAF, punción aspiración con aguja fina)”, explica la doctora de Mingo.

Una vez confirmado el diagnóstico – continua María Luisa de Mingo -, se remite a un equipo quirúrgico experto y tras la cirugía, dependiendo de cada caso, se decidirá si el paciente precisará completar tratamiento con la administración de radioyodo oral.

Para el doctor Carlos Durán, jefe de Servicio de Cirugía General y del Aparato digestivo del Hospital La Luz, cuando se ha diagnosticado un cáncer de tiroides, en la mayoría de los casos la indicación apropiada es quirúrgica. “Por lo general, se plantea una tiroidectomía total (resección de la glándula tiroides), aunque en algunos casos de tumor papilar pequeños, se puede plantear una hemitiroidectomia (extirpación de uno de los lóbulos) y seguimiento estrecho posterior”.

La intervención se realiza con anestesia general “y por medio de una incisión en la cara anterior de la base del cuello se extraen los ganglios linfáticos para su análisis histológico (linfadenectomía de los ganglios)”, asevera Durán.

Cada vez es menos frecuente el sangrado post operatorio de esta cirugía por los instrumentales de coagulación existentes en la actualidad y por la experiencia del cirujano. Existe un leve riesgo de lesionar durante la intervención los nervios laríngeos recurrentes (son los que hacen funcionar las cuerdas vocales). “Su incidencia disminuye con la experiencia de los cirujanos y la utilización de la “Monitorización del Nervio”, un estimulador que nos permite identificarlo y seguirlo en todo su recorrido y que hoy día es rutina de utilización durante las tiroidectomías, comprobando además su integridad al finalizar la intervención”, afirma el doctor Carlos Durán.

La estancia Hospitalaria suele ser de 24 horas “y en algunos casos dejamos drenajes que se suelen retirar al día siguiente y previo al alta. Solo en casos de tumores muy avanzados, requieren estancias más largas hasta comprobar la ausencia de complicaciones”, indica el cirujano.

La responsable de Endocrinología y Nutrición del Hospital La Luz, doctora María Luisa de Mingo, puntualiza que los pacientes sometidos al tratamiento quirúrgico deberán acudir a su endocrino para el correspondiente seguimiento, “ecografías cervicales, analíticas que incluyan el marcador tumoral tiroglobulina y cuando sea necesario se remitirá al servicio de Medicina Nuclear para un rastreo corporal total”.

El Hospital La Luz, centro de referencia en Cirugía de la Obesidad

Publicado por on 12:52 en Noticias | 0 comments

El equipo de cirujanos evalúa los parámetros adecuados para determinar el tratamiento quirúrgico idóneo

En Quirofano

La cirugía de la obesidad ha experimentado una gran evolución en los últimos 20 años. La técnica idónea de intervención para la obesidad era el by-pass. En cambio, hoy en día prácticamente el 50% de las operaciones que se realizan son restrictivas (gastrectomía vertical). La indicación de una u otra técnica se decide en función de la edad y patología asociada de cada paciente. Como afirma el jefe de Servicio de Cirugía General y Aparato Digestivo y Coordinador de la Unidad de Cirugía de la Obesidad del Hospital La LuzCarlos Durán, «los criterios de selección eran muy rígidos antes y actualmente son mucho más flexibles, se individualiza la indicación. El tipo de paciente también ha cambiado. Los pacientes de entonces tenían índices de masa corporal (IMC) muy altos, con comorbilidades relativamente graves donde la cirugía era su última oportunidad. La cirugía de la obesidad no es compleja, pero los pacientes obesos sí que eran complejos».

Estos pacientes que reciben los expertos de la Unidad son diferentes del resto. Como indica el cirujano Carlos Durán, a diferencia de otros centros públicos o privados, acuden a consulta demandando directamente una indicación de cirugía en lugar de un tratamiento de pérdida de peso. Se evalúan una serie de parámetros para determinar cuál debe ser su tratamiento quirúrgico, como su historial de obesidad o patologías asociadas. A su vez, se solicitan todos los estudios o pruebas necesarias para realizar la intervención, desde estudios radiológicos o endoscópicos, a valoración por los distintos especialistas que se consideren necesarios (cardiología, psiquiatría, endocrino, etc.). Por otro lado, según informa el doctor Carlos Durán, «se remite normalmente a una consulta de endocrino para valoración del paciente y descartar alguna patología como causa de la obesidad. Aunque el 99% ya han ido al endocrino y les han realizado estudios». Una vez se han llevado a cabo todas las pruebas necesarias, se determina cuál es el tipo de cirugía idónea para cada paciente.

Centro de referencia

Dr. Carlos Durán   copiaLa Unidad de Cirugía de la Obesidad del Hospital La Luz ha intervenido a un total de 270 pacientes desde que comenzase su actividad en 2017. Entre ellas, 147 fueron gastrectomías verticales y 84 by-pass gástricos. Según asevera el doctor Carlos Durán, ambas técnicas han demostrado ofrecer resultados similares en cuanto a pérdida de peso. De forma que la indicación de una u otra intervención dependen de qué enfermedad haya que tratar además de la obesidad. Así lo explica este experto: «El bypass es más efectivo para el control de las patologías asociadas, como la dislipemia, la diabetes tipo 2, patología cardiológica asociada, etc. En cambio, cuando prima la pérdida de peso y no existen otras patologías se indica más las restrictivas». La gastrectomía vertical laparoscópica es el estándar de la cirugía restrictiva y la más efectiva. Consiste en seccionar una parte del estómago en sentido vertical, desde el inicio del estómago hasta la región próxima a su salida convirtiéndolo en un tubo o manga estrecha.

Aparte, se practicaron 10 intervenciones nissen-vertical en pacientes con obesidad y reflujo gastroesofágico importante. Según el doctor Carlos Durán, con esta técnica se logra además de reducir el estómago para el tratamiento de la obesidad, corregir el reflujo gastroesofágico y tener que realizar un by-pass si éste no lo considerábamos necesario. Por otro lado, la cirugía metabólica es un by-pass adaptado a las condiciones del paciente y a su grado de diabetes. Como en cualquier by-pass, «se modifica una parte del intestino para que no pase por él, el alimento, y se reduce la capacidad del estómago, pero en una longitud y tamaños adecuados al grado de obesidad o sobrepeso del paciente (se puede indicar en pacientes con diabetes tipo 2 de mal control que no estén obesos)», según explica el doctor. Por último, se realizaron 17 cirugías de revisión. En concreto, 11 casos fueron por motivo de una reganancia de peso tras cirugía. Tal y como explica el doctor Carlos Durán, esto sucede casi siempre porque los pacientes no han sido capaces de adaptarse a las modificaciones en sus hábitos de vida. «La cirugía por sí sola tiene un efecto a medio plazo, pero disminuye su efecto a largo plazo. Casi un 20% de los pacientes pueden recuperar parte del peso perdido después de diez años de la cirugía, en gran medida por no lograr modificar sus hábitos de alimentación y estilo de vida».

Permanecer siempre actualizados y a la vanguardia tecnológica. Este es el objetivo que persigue la Unidad de Cirugía de la Obesidad del Hospital La Luz de Madrid desde que comenzase su actividad hace tres años. Así, adquirieron en 2019 una torre de laparoscopia de última generación con tecnología para el verde indocianina. «Con esta tecnología y gracias a una unidad óptica y un procesador específico nos permite, al inyectar verde indocianina (colorante con fluorescencia), valorar el estado de vascularización de los tejidos y asegurar su buena respuesta a la cicatrización. En cirugías de la obesidad se utiliza fundamentalmente en las intervenciones de obesidad asociada a reflujo gastriesofágico (Nissen-Vertical)», destaca el doctor.

La Unidad de Cirugía de la Obesidad compuesta por tres cirujanos, se ha desplazado recientemente a Estrasburgo para formarse y conocer de primera mano el futuro de la especialidad, la cirugía robótica aplicada a la obesidad. Concretamente, al Centro de Investigación contra el Cáncer del Aparato Digestivo (Ircad) de Estrasburgo. Los especialistas calculan que esta tecnología se integrará en su servicio en cuestión de tres a cinco años y aportará una mayor precisión y visibilidad respecto a las técnicas de laparoscopia actuales. «Actualmente, no disponemos del robot, son muy caros, la relación costo beneficio no es rentable todavía. Sin embargo, en pocos años llegará a ocupar la misma importancia que hoy tiene en urología», subraya Carlos Durán.

Los pacientes con diabetes tienen mayor riesgo de depresión

Publicado por on 14:46 en Noticias | 0 comments

Los pacientes con diabetes tienen mayor riesgo de depresión

«Las personas con diabetes tienen un riesgo incrementado de padecer depresión, lo cual aumenta la prevalencia de dicho trastorno mental», señala el especialista en psiquiatría Felipe Vázquez.

La diabetes se asocia con un riesgo incrementado a la depresión debido a que el déficit de insulina o su malfuncionamiento modifica la síntesis de neurotransmisores como la dopamina y la serotonina, entre otros, presentes en vías que regulan las emociones, explicó.

Además, el también gerente médico de Sistema Nervioso Central en GSK México, señaló que diversos estudios han demostrado que las personas diabéticas que sufren depresión no llevan a cabo las metas en ejercicio, una buena alimentación, no tomaban sus medicamentos.

En ese sentido, el especialista apuntó que es necesario que las personas con diabetes, así como acuden por ejemplo a revisiones oculares cada año, también acudan con especialistas para que les apliquen cuestionarios de detección de depresión y en caso de resultar positivos iniciar el tratamiento.

​Entre otros padecimientos que también están asociados con la depresión están las enfermedades neurológicas como el Parkinson, la epilepsia, la esclerosis múltiple, las neoplasias como el cáncer y en general «todas las enfermedades crónicas que implican tratamientos prolongados o cambios en el estilo de vida».

«[Incluso] pacientes que tienen por ejemplo dolor crónico, molestias psicosomáticas, problemas digestivos o pérdida de peso, muchas van a hospitales y clínicas y después de un diagnóstico con pruebas se concluye que tienen depresión», comentó.

Explicó que hay diferentes grados de depresión: los problemas leves se pueden resolver con psicoterapia que puede ser realizada por un psicólogo o un psiquiatra por igual, pero cuando ya existen ideas suicidas, pérdida de peso importante o cambios en las ideas de tipo delirante o culpa, se requiere una intervención médica de un especialista en psiquiatría.

Fuente: Sputnik News

El consumo de leche entera produce un 40% menos de obesidad infantil que la leche baja en grasa

Publicado por on 14:28 en Noticias | 0 comments

El consumo de leche entera produce un 40% menos de obesidad infantil que la leche baja en grasa

ABC Salud

Una revisión sistemática y un metaanálisis dirigido por el Hospital St. Michael’s de Toronto (Canadá) ha comprobado que los niños que beben leche entera tenían 40 por ciento menos probabilidades de tener sobrepeso u obesidad en comparación con los niños que consumen leche baja en grasa.

La investigación, publicada en «The American Journal of Clinical Nutrition», analizó 28 estudios de siete países que exploraron la relación entre los niños que beben leche de vaca y el riesgo de sobrepeso u obesidad. Ninguno de los estudios, en el que participaron un total de casi 21.000 niños de entre 1 y 18 años, mostró que los niños que bebían leche baja en grasa tenían un menor riesgo de sobrepeso u obesidad. Por el contrario, 18 de los 28 estudios sugirieron que los niños que bebían leche entera tenían menos probabilidades de tener sobrepeso u obesidad.

Los hallazgos desafían las pautas internacionales que recomiendan que los niños consuman leche de vaca baja en grasa en lugar de leche entera a partir de los dos años para reducir el riesgo de obesidad. «La mayoría de los niños en Canadá y Estados Unidos consumen leche de vaca a diario y es un importante contribuyente de grasa en la dieta para muchos niños –explica el doctor Jonathon Maguire, autor principal de la revisión y pediatra en St. Michael’s. Hospital. En nuestra revisión, los niños que siguieron la recomendación actual de cambiar a leche baja en grasa a los dos años no eran más delgados que los que consumían leche entera».

El doctor Maguire, que también es investigador en el Centro MAP para Soluciones de Salud Urbana, espera establecer la causa y el efecto de la leche entera y reducir el riesgo de obesidad en un ensayo controlado aleatorio. «Un ensayo controlado aleatorio ayudaría a establecer causa y efecto, pero no se encontró ninguno en el estudio», lamenta.

 

Fuente: ABC

La TV, principal hábito en la obesidad infantil

Publicado por on 16:00 en Noticias | 0 comments

La TV, principal hábito en la obesidad infantil

ABC Salud

El consumo de televisión es el hábito que más se relaciona con la obesidad infantil, según un estudio liderado por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) que ha analizado qué influencia tienen cinco hábitos de vida distintos en el desarrollo de sobrepeso y obesidad durante la infancia.

Entre todos los comportamientos analizados, el consumo de televisión es el que muestra una relación más fuerte con la aparición de sobrepeso y obesidad. Publicado en la revista «Pediatric Obesity», el estudio se basa en los datos de 1.480 niños y niñas de Sabadell, Guipúzcoa y Valencia participantes en el proyecto INMA (Infancia y Medio Ambiente), una red de investigación española dirigida a estudiar el papel de los contaminantes durante el embarazo y sus efectos en la infancia.

Los investigadores tomaron en consideración cinco hábitos de vida distintos: la actividad física, las horas de sueño, el consumo de televisión, la ingesta de vegetales y el consumo de alimentos ultraprocesados.

Cuando los niños tenían cuatro años, el equipo científico pidió a los padres que aportasen detalles sobre sus hábitos de vida a través de varios cuestionarios. Con el objetivo de medir el impacto que ejercen estos hábitos en su salud, se calculó el índice de masa corporal (IMC), el diámetro de la cintura y la presión sanguínea de cada uno de los participantes cuando éstos tenían cuatro años y también posteriormente, a la edad de siete.

«La mayoría de estudios realizados hasta la fecha se han centrado en el impacto que tienen estos hábitos de vida por separado, sin tener en cuenta los efectos acumulativos», comenta Martine Vrijheid, colíder del estudio e investigadora en el programa de Infancia y medio ambiente de ISGlobal. «Pero es bien sabido que los comportamientos poco saludables tienden a coexistir e interrelacionarse entre sí. Por eso, en nuestra investigación hemos examinado los hábitos de vida en su conjunto, para desarrollar intervenciones que aborden los factores determinantes de la obesidad desde un punto de vista más amplio».

De acuerdo con los resultados del estudio, aquellos niños y niñas que con cuatro años son menos activos y están más apegados al televisor muestran un mayor riesgo de sufrir sobrepeso, obesidad y síndrome metabólico al cumplir siete años. Las y los investigadores también tuvieron en cuenta el tiempo dedicado a otras actividades sedentarias, como leer, pintar o hacer rompecabezas. Sin embargo, estas actividades no parecen influir en la aparición de sobrepeso u obesidad.

«Cuando miran la televisión, los niños y niñas ven gran cantidad de anuncios de comida poco saludable. Esto puede propiciar el consumo de estos alimentos», afirma Dora Romaguera, colíder de la investigación y miembro de ISGlobal.

Los productos ultraprocesados, como la bollería, las bebidas azucaradas o los cereales refinados, son ricos en azúcares, sal y grasas saturadas, pero su aporte nutricional es muy bajo. De acuerdo con los resultados del estudio, un consumo elevado de estos alimentos a los cuatro años se relaciona con un IMC más alto a los siete años. Además, el hecho de estar frente a la pantalla «los disuade de realizar actividad física e interrumpe su tiempo de sueño», añade Sílvia Fernández, investigadora posdoctoral de ISGlobal.

Tal como enfatizan las investigadoras, un tiempo de sueño adecuado en la primera infancia es crucial para el control del peso más adelante. «Según estudios previos, el 45% de los niños y niñas no duermen las horas recomendadas por día», asegura Fernández. «Esto es preocupante porque se ha visto que la falta de sueño en la infancia tiende a relacionarse con la obesidad».

«Identificar aquellos hábitos que fomentan el sobrepeso y la obesidad en las primeras etapas de la vida puede ayudarnos a definir estrategias preventivas que eviten la aparición de otras afecciones, como las enfermedades cardiovasculares y metabólicas en la vida adulta», afirma Rowaedh A. Bawaked, primera autora del estudio e investigadora del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM). Según concluye la investigación, para la salud adulta es crucial seguir unos hábitos de vida saludables durante la infancia: invertir pocas horas frente al televisor, realizar actividad física extraescolar, dormir las horas pertinentes, consumir vegetales en abundancia y descartar la ingesta de productos ultraprocesados.

 

Fuente: ABC Salud

La tasa de obesidad actual duplica la del año 1980

Publicado por on 15:49 en Noticias | 0 comments

La tasa de obesidad actual duplica la del año 1980

En 1980 la tasa mundial de sobrepeso no superaba el 13,5%, y según datos de 2015 proporcionados por la OMS, hoy en día ha superado el 39%, más de una tercera parte de la población.

Según explican los investigadores Lindsay M. Jaacks, Stephanie Vandevijvere y el resto de su equipo de la Harvard T. H. Chan School of Public Health, de Estados Unidos y de la Universidad de Auckland en Australia, los niveles y la distribución de la prevalencia de la obesidad en un país son ejemplo de su desarrollo económico. Según los investigadores, existen 4 fases diferentes. En la primera, característica de los países del tercer mundo, la obesidad infantil es muy reducida y, en adultos, las mujeres tienen niveles mucho más altos que los hombres. La segunda fase se caracteriza por una equiparación del número de obesos de ambos sexos y un aumento sustancial de la obesidad infantil. Por último, los países desarrollados (como España) tienen más varones obesos que mujeres con esa misma condición. Ese punto de inflexión se dio en Italia en el año 2013, en Francia en 2011, en España en 2009 y en Alemania en 1993. De hecho, «se espera que Estados Unidos y Reino Unido cumplan con los pronósticos antes de 2022», explican los investigadores.

Como se explicaba al inicio, a nivel mundial hay 1,9 millardos de personas con sobrepeso y 600 millones con obesidad. Eso es más que preocupante, en el año 2014 el 39% de los adultos del planeta tenían más kilos de los que sería normal. A su vez, también supone un gran riesgo para las nuevas generaciones, sobre todo para las de los países desarrollados, dado que en 2013, explican desde la OMS, «42 millones de niños menores de 5 años eran obesos».

Las perspectivas de futuro
Aunque los datos son más que limitados, pues al contrario que la mayor parte de enfermedades relevantes, no todos los obesos van al médico por su condición, se calcula, según datos del Centers for Disease Control (CDC) estadounidense, que en Estados Unidos un 39,3% de la población (un total de 93,3 millones de adultos) padece obesidad. El futuro no ofrece datos esperanzadores, ni para los habitantes del país norteamericano ni para el nuestro (dado que en una gran cantidad de datos macroeconómicos, los suyos son muy similares a los nuestros). Según el National Bureau of Economic Research de Estados Unidos, en el año 2025, el 83% de los varones y el 75% de las mujeres sufrirán sobrepeso u obesidad.

ver artículo completo: El Confidencial

Record de obesidad en España. Nos ponemos a la altura de EEUU

Publicado por on 15:46 en Noticias | 0 comments

Record de obesidad en España. Nos ponemos a la altura de EEUU

El 25 % de la población en España es obesa o tiene problemas de sobrepeso. La obesidad ya causa 131.000 muertes al año en nuestro país.

 

AS. Septiembre 2019

Con una vida cada vez más sedentaria, menor consumo de productos frescos, y mayor acceso constantemente a comida preparada, bebidas ya mezcladas… era cuestión de tiempo que los niveles de obesidad en España se asemejaran a los del país que más obesos tiene, Estados Unidos.

Y así lo han alertado expertos en el tema con motivo del XXIV Congreso Mundial de la Federación Internacional de Cirugía de la Obesidad y Enfermedades Metabólicas (IFSO) y el XXI Congreso de la Sociedad Española de Cirugía de la Obesidad Mórbida y de las Enfermedades Metabólicas (SECO).

Los datos de la obesidad en España

  • El 25 % de la población en España es obesa o tiene problemas de sobrepeso y el ritmo de crecimiento de esta enfermedad es ya tan acelerado como en Estados Unidos, situando a nuestro país en el segundo de Europa, por detrás del Reino Unido, con más casos de la considerada «pandemia del siglo XXI».
  • Según datos de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad, SEEDO:
  • La obesidad, definida como un exceso de grasa, es una enfermedad crónica de tendencia epidémica en el mundo y constituye uno de los retos más difíciles de abordar en salud pública. En España, según el estudio ENPE publicado en 2016, el 39,3% de la población tiene sobrepeso y un 21,6% obesidad.
  • La obesidad afecta negativamente a la salud global, y se asocia a otros factores de riesgo cardiovascular como hipertensión arterial, diabetes, dislipemias, y apneas del sueño.
  • La obesidad tiene un alto índice de comorbilidad con psicopatologías, tales como la ansiedad, la depresión, ciertos trastornos de la conducta alimentaria como el trastorno de atracones, bulimia, entre otros.
  • Según los expertos, un 30% de las personas obesas que acuden a terapia expresan tener rasgos de bulimia. Además, un 50% de los pacientes con impulsos bulímicos también presentan depresión.
  • Tratar y entender los trastornos de tipo afectivo como la ansiedad o la depresión en personas obesas resulta clave para un buen pronóstico. Es la base necesaria para que el paciente se comprometa a realizar el tratamiento y cambiar sus hábitos de vida.
  • Los pacientes con obesidad tienden a infravalorar su ingesta calórica en comparación con laspersonas sin problemas de peso. Minimizan la cantidad de comida que comen, no siendo del todo conscientes de que su ingesta es excesiva.
  • Esta es una característica común con las personas que sufren otro tipo de adicciones. Para controlar esto, el profesional de la psicología debe acompañar al paciente y realizar registros en vivo para mostrar qué cantidades deben ser las aceptables para cada comida.
  • Habitualmente existe falta de rutina en la vida diaria de una persona con obesidad:
  • No hay horario establecido para las comidas: 50,4% de las personas obesas picotean sin comer en horarios fijos.
  • Un tercio de la población suele dormir a diario menos de 7 horas y otro 12,4% no tiene una rutina establecida.
  • Más de la mitad de la población pasa sentada al menos tres horas al día fuera de sus horas de trabajo o estudio

Decálogo contra la obesidad

  1. Come de forma consciente y con todos los sentidos, sin distracciones innecesarias
  2. Disfrutar de la vida, no siempre implica comer
  3. Busca actividades con los amigos y familiares alternativas a la comida
  4. La comida no debe ser un consuelo ni un castigo
  5. Muévete, haz ejercicio
  6. Pon orden en tus horarios
  7. Duerme suficientes horas
  8. Socialízate, no te quedes solo en casa
  9. Cree en ti mismo
  10. Busca ayuda profesional (psicólogo/a, nutricionista, endocrinólogo/a) si es necesario

 

Fuente: AS, Deporte y vida